Asturias: Campaña de reconocimiento a los asturianos deportados a Campos de concentración nazis

06/05/2018 por

       

Adhesiones:

ASOCIACIÓN LÁZARO CÁRDENAS

GIJONSOCIALISTA

ARA (ATENEO REPUBLICANO DE ASTURIAS)

SOCIEDAD CULTURAL GIJONESA

 

Este año se cumplen 73 años de la liberación de los campos nazis. Poco a poco, las
voces de las víctimas se están apagando. Esta realidad debe comportar una renovación
responsable y comprometida de su mensaje, expresada en los juramentos hechos en los
diversos campos después de la liberación, bajo el lema del Nunca Más.
Entre 1940 y 1943, casi 9.000 españoles republicanos fueron internados en campos
de concentración por la Alemania nazi, donde muchos perecieron. La mayoría de los poco
más de dos mil que lograron sobrevivir no regresaron nunca a su país. De ellos 185
asturianos, incluyendo 4 mujeres, 95 perecieron en los campos, 58 fueron liberados, 1 se
evadió y de los 30 restantes no se tienen datos.
Su rastro quedó olvidado y menospreciado tanto durante la España franquista como
en la democracia.
En estos momentos, debemos recordar que el término "víctima" es universal, pero a
la vez enfatizar en las víctimas de nuestro país, 10.000 deportados aproximadamente,
además de los que participaron en la Resistencia francesa, muchos de los cuales fueron
encarcelados y asesinados. Pero también es indispensable recordar que más allá de las
víctimas directas, sus familias y su entorno también sufrieron las consecuencias y que todas
ellas fueron personas vinculadas a la historia del país, con trayectorias personales, políticas y
sindicales diversas. Las secuelas del exilio, la persecución y la deportación no sólo afectaron
a toda una generación, por el vacío cultural, político y sindical que dejó, sino que significaron
una pérdida irremediable para las generaciones posteriores.
Las víctimas de los campos nazis no lo fueron por azar, sino como resultado de su
posición en defensa de la República, derrotada por las armas fascistas, y que los abocó al
exilio. Fueron enemigos de Franco y enemigos de Hitler y por esta condición acabaron
siendo deportados a los campos del Reich. Su deportación no hubiera sido posible sin el
abandono del régimen colaboracionista de Vichy y sin la aquiescencia, por parte de la
Dictadura franquista, para que estos prisioneros de guerra fueran puestos en manos de la
Gestapo y calificados como apátridas.
Además, la culpabilidad de la Dictadura franquista se extendió a lo largo de 40 años,
al mantener la estigmatización de los vencidos en la guerra y sus familias, al negar los
derechos morales y materiales a los antiguos deportados y a sus familias y al impedirles
constituir una asociación para su amparo, en contraste con lo que sucedía en la mayoría de
los países de Europa.
En el año 2016 la República Francesa concede su máxima distinción, la Legión de
Honor, a Manuel Alfonso, Virgilio Peña, Juan Romero y José Alcubierre. Cuatro españoles
deportados en los Campos de Exterminio nazis. Por el contrario el Estado español sigue
ignorando el dolor sufrido por miles de Republicanos españoles deportados con la
complacencia del gobierno franquista. Entre estos miles, cerca de 200 asturianos pasaron
por Mauthausen, Gusen, Buchenwald, … entre otros campos de muerte.
Ya en 1996 el Ateneo Obrero de Gijón comenzó a homenajear a los deportados en los
campos nazis y, en el año 2000, por iniciativa de nuestra añorada Angelita Andrada, de
Amical Mauthausen, la Junta General del Principado, junto a 45 ayuntamientos asturianos,
erigió el monumento a los Deportados Asturianos en los Campos Nazis, obra del arquitecto

Luis Estebánez. Desde entonces el Ateneo Obrero de Gijón realiza su particular homenaje,
en forma de ofrenda floral ante este monolito.
Actualmente, quedan pendientes deberes con la historia y la memoria, dado que
existe todavía un desconocimiento del alcance de la deportación republicana, incluso
ignorada por los mismos familiares, y una falta de integración de su trayectoria con la
historia de España y Europa, como resistentes a la ocupación nazi en Francia y también
como luchadores antifranquistas.
De la misma manera que hicieron los deportados y deportadas supervivientes a
muchos campos, con el juramento del Nunca Más, que incorporaba el anhelo de libertad,
igualdad y justicia social, corresponde, hoy, honrarlos y recordarlos con la renovación de su
compromiso.
Por tanto, aún está pendiente que la sociedad asturiana en su conjunto, realice un
homenaje a todos aquellos que sufrieron la barbarie del fascismo. Por ello desde la
Federación Asturiana Memoria y República (FAMYR), la Amical de Mauthausen y el Ateneo
Obrero de Gijón se inicia una campaña de reconocimiento a las víctimas asturianas en los
campos de concentración nacional-socialistas tanto a nivel de ayuntamientos como a nivel
de la Comunidad Autónoma, que incluye:
1º.- Expresar el reconocimiento y homenaje institucional a las víctimas del nazismo
que sufrieron el horror de los campos de concentración y, en particular, a asturianos y
asturianas. Reconocimiento y homenaje extensible a sus familiares. Lectura del nombre de
las víctimas.
2º.- Impulsar cuantas acciones y actos se consideren oportunos para promover la
memoria de estas víctimas. En concreto:
2.1.- La colocación de un monolito o escultura en memoria y reconocimiento a los
hombres y mujeres deportados a los campos de concentración nazis entre 1940-1945.
Realización de un acto institucional de reconocimiento si ya existiese monolito al respecto
en la fecha del aniversario.
2.2.- La presencia institucional del Gobierno Asturiano en los actos internacionales de
conmemoración que se celebran en el campo de Mauthausen con ocasión del aniversario de
su liberación, colocando una placa que deje constancia del reconocimiento de la provincia
de Asturias.
3º. Reconstrucción de las listas de víctimas y represaliados asturianos en los campos
de concentración alemanes. Se creará un Censo de víctimas con el objeto de conocer y
difundir la magnitud de la represión ejercida sobre el pueblo asturiano y posibilitar, así, la
obtención de reparación por parte de las víctimas.

Por todo ello, las siguientes entidades, solicitamos dicho reconocimiento al Gobierno del
Principado de Asturias y a los Ayuntamientos asturianos:
-FAMYR (Federación Asturiana Memoria y República)
-Ateneo Obrero de Gijón
-Amical de Mauthausen

 

Si quieres colaborar, puedes enviarnos un mail a: famyr@memoriayrepublica.org

Comentarios

comentarios