ATENTADO FASCISTA EN EL MAZUCU

27/04/2017 por

El Monolito que recuerda a los combatientes republicanos que defendieron la legalidad republicana, hace ahora 80 años, en el Altu de El Mazucu (Llanes), escenario de la gran batalla del Frente Norte de la Guerra Civil española, ha sido demolido.

>El atentado, que ha venido repitiendose cada año desde su instauración, ha cobrado especial virulencia este año, ya que habitualmente se atentaba contra la placa, pero respetando el monolito de piedra. Cada año, la Federación Asturiana Memoria y (Famyr) procedía a la reposición de la placa. En esta ocasión, los fascistas han procedido a demoler también la piedra del monolito, tal y como se puede ver en las imágenes.

La demolición del Monolito fue descubierta ayer por un colaborador de Famyr, que avisó inmediatamente a los dirigentes de la Asociación coincidiendo con el 14 de abril, aniversario de la II República.

 

Tal circunstancia podría tener que ver con la retirada del Monolito dedicado a la Legión nazi, que se encontraba en el citado Alto, a unos cientos de metros del Monolito de los defensores de la España democrática, y que fue realizado por el Ayuntamiento de Llanes, tras la denuncia presentada por Famyr ante los Tribunales, por vulnerar la Ley de Memoria Histórica. También podría tener que ver con la celebración de la del 80 aniversario de la batalla.

Famyr ha presentado repetidas denuncias ante este repetido atentado. Hoy mismo se ha presentado una nueva denuncia por esta nueva y redoblada agresión. La organización tiene indicios mas que razonables sobre la autoría de dicho atentado. Indicios que puso en conocimiento de la Guardia Civil, a pesar de lo cual, se sigue repitiendo con machacona regularidad e impunidad manifiesta.

Todo ello sucede frente a la inacción, cuando no indiferencia de las autoridades municipales -las actuales y las anteriores-, que solo han actuado en caso, como el del Monolito a la Legión Condor nazi, ante la denuncia en los realizada por Famyr, pero que mantienen calles que atentan contra la Ley de Memoria Histórica, como la dedicada al fascista Genaro Riestra.

Tampoco el Gobierno Autonómico ha puesto en marcha ninguna medida para preservar los monumentos a los defensores de la libertad y la democracia. No parece raro, ya que el Ejecutivo asturiano se ha caracterizado por su “olvido” de la memoria democrática. Cabe recordar que prefirió dejar desierta la Medalla de Oro de Asturias, antes que otorgársela a los combatientes antifascistas de la Guerrilla asturiana, muchos de ellos de la resistencia contra los nazis en la II Guerra Mundial.

En cuanto a la Administración Estatal, la inacción de la Delegación del Gobierno en Asturias con respecto a estos atentados es mucho que evidente. Tampoco resulta extraño, dada la del Partido en el Gobierno, tan ligada al franquismo y por su reiterada rebeldía a la hora de aplicar la Ley de Memoria Histórica, a la que no ha presupuestado ni un solo euro, hecho del cual no duda en jactarse el propio Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

A mas abundancia, este atentado se produce tras una concatenación de actos de del fascismo, como el que se produjo en el entierro del Ministro fascista Utrera Molina, en el que se cantó el “Cara al sol”, en presencia del ex Ministro de Justicia, Alberto Ruiz, yerno del finado.
También tuvimos que ver como el General fascista, traidor y perjuro, Sanjurjo era re-enterrado en Melilla, con honores de militar y en presencia de las autoridades militares de la Plaza y del propio Presidente y Senador de Melilla.

Mientras tanto, en Oviedo vemos como el Partido Popular ante los Juzgados al Ayuntamiento de la capital, por cambiar las calles de la capital que honraban a los fascistas, en cumplimiento de la Ley.

Parece claro deducir de estos hechos que al Partido Popular si le interesa la Memoria Histórica y la reivindica, pero es la Memoria Histórica del franquismo.
Todo ello se produce, mientras vemos con creciente alarma la proliferación y avance del fascismo internacional, con una virulencia que nos retrotrae a los años 30 del pasado siglo.

 

Ante este avance, la reivindicación de la Memoria Democrática se presenta si no queremos que la historia se repita, esta vez en modo farsa. Por eso hoy, cuando se cumple el 80 aniversario del bombardeo de Guernica, cabe una mayor indignación por el atentado y redoblar la apuesta por la memoria democrática, recordando la virulencia y salvajismo de los bombardeos contra Cangas de Onís -que fue casi derruida- y Gijón, por parte de los nazis de la Legión, que estuvo a la par con la que sufrieron en Guernica, pero mucha menos publicidad internacional.

Salud y República

 

¿Quieres colaborar en la recuperacion de la memoria historica?

 

HAZTE SOCIO.Tu ayuda es imprescindible.

Comentarios

comentarios