Avilés: La Carriona no olvida

17/04/2019 por

El cementerio estrena el Muro de la Memoria como homenaje a 620 represaliados: “Es un orgullo”, dicen los familiares

pablo palomo 15.04.2019 | 02:32

El homenaje de ayer en La Carriona a las víctimas del franquismo.

El homenaje de ayer en La Carriona a las víctimas del franquismo. M. F.

El avilesino Ángel Gutiérrez entró el 8 de abril de 1938 en la quinta Pedregal: nunca más se supo de él. El suyo es uno de los 620 nombres que aparecen recogidos en el Muro de la Memoria del cementerio de La Carriona. A todos ellos se les rindió homenaje ayer en la efeméride la proclamación de la Segunda República, el 14 de abril de 1931. Los organizadores pretenden ampliar la lista de nombres a recordar a medida que las investigaciones sobre los represaliados por el franquismo progresen.

“Él no murió en la guerra, a él lo asesinaron. Aunque su cuerpo no esté aquí, podemos venir a dejarle un ramo de flores. Para nosotros es un orgullo”, señaló Amparo Iglesias, una familiar de Ángel Gutiérrez presente en el acto de ayer, que reunió a cerca de medio centenar de personas en el camposanto avilesino.

El Muro de la Memoria se encuentra cerca de la zona de los osarios y el horno crematorio. Lo forman cuatro placas negras de aluminio de seis metros de largo y dos de alto, con 620 nombres ordenados alfabéticamente. De ellos, 612 fueron asesinados en diferentes lugares de la comarca de Avilés durante el franquismo entre 1937 y 1953. Se completa el listado con otros ocho, los que murieron en los campos de concentración nazis de Mathausen-Gusen.

Carmen García, la investigadora de la Universidad de Oviedo responsable del mapa temático de fosas comunes de Asturias y la encargada de la base de datos de las víctimas mortales de la Guerra Civil y la represión franquista, tomó la palabra: “Progresivamente, haremos una lista de nombres con más represaliados que se irán uniendo a los que ya están. El monumento está incompleto, porque faltan las fechas de la muerte”, reconoció. “En Asturias, tenemos 350 fosas comunes, las más importantes están en los cementerios, pero siguen apareciendo algunas que no conocíamos”, añadió.

En la lista de demandas, algunos familiares pidieron colocar unas argollas para enganchar la bandera de la República. Ayer, una de las muchas que hubo, estaba apoyada en una papelera, al lado del Muro. “Viva la República”, fue la proclama con la finalizó un emotivo acto, en el que se leyó un poema de Antonio Machado. Hubo mucha representación política. Estuvieron los alcaldes de la comarca, Tania González y Llarina González, de Cambia Avilés y la Consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Valera, Agustín Sánchez, concejal de Ganemos, entre otros.

Comentarios

comentarios