Una plataforma cívica inicia una colecta para señalizar las fosas comunes de Siero

03/04/2019 por

Una plataforma cívica inicia una colecta para señalizar las fosas comunes de Siero

Javier Pintado, Xose Firmu García y José Antonio Piquero, ayer en la fosa de la Cabaña de Ferma. /  P. NOSTI
Javier Pintado, Xose Firmu García y José Antonio Piquero, ayer en la fosa de la Cabaña de Ferma. / P. NOSTI

El colectivo ha abierto una cuenta bancaria y aspira a indicar las diez que están pendientes en el concejo durante el presente año

J. C. D. LIERES.
7

Señalizar todas las fosas comunes del concejo de Siero, donde yacen las víctimas de la guerra civil y de la posterior represión franquista, es el objetivo de una nueva plataforma ciudadana, que se presentó ayer en la parroquia de Lieres junto a una de esas fosas, la de la Cabaña de Ferma, situada bajo un camino sin asfaltar.

Este colectivo, formado inicialmente por unas diez personas y abierto a cualquier vecino que quiera colaborar en ese fin, ha abierto ya una cuenta en la Caja Rural (ES44/3059/0006/2430/7024/1827), donde los interesados podrán realizar sus aportaciones económicas individuales. La idea es que, en el plazo de un mes y medio, se pueda colocar la primera placa identificativa y completarlas todas a lo largo del presente año, según apuntó uno de sus impulsores, Xosé Firmu García Cosío. También deberán elegir un modelo uniforme de placa, que será muy sencilla.

La plataforma se guiará por el censo elaborado por la Universidad de Oviedo y el Principado de Asturias, que registra doce fosas comunes en el concejo de Siero, de la que tan solo estaba señalizada la existente en San Miguel de la Barreda. Con posterioridad, se señalizó la fosa del Pozu Tartiere, en la parroquia de Lieres, a raíz de una moción que presentó Somos Siero, y que fue aprobada por el Pleno en diciembre de 2016.

En esa moción se solicitaba adecuar y señalizar todas las fosas del concejo, además de colgar todos los datos disponibles en la página web municipal, estudiar la existencia de otras fosas no inventariadas o habilitar ayudas económicas a las familias de esas víctimas para proceder a la exhumación e identificación de los cuerpos. Sin embargo, desde que se produjo ese acuerdo plenario hace más de dos años, tan solo se señalizó la mencionada del Pozu Tartiere, por lo que quedarían otras diez fosas pendientes y que están diseminadas por varias parroquias del concejo.

Su padre desaparecido

Otro de los integrantes de la plataforma, José Antonio Piquero, vecino de Lieres y que trabajó treinta y un años en la mina de Solvay, comentaba que se había sumado a esta iniciativa, porque su padre fue una de las víctimas desaparecidas durante la guerra civil. El único dato del que dispone es que está enterrado en algún lugar de Bilbao. Del Pozu Tartiere comentó, según escuchó a la gente del lugar, que traían los cadáveres «por camiones» y que alguno incluso fue arrojado vivo.

El portavoz del grupo municipal de Somos Siero, Javier Pintado, también presente en el acto, comentó que respaldará «ese movimiento de la sociedad civil», al que ofrece «toda la colaboración, apoyo e información».

Comentarios

comentarios