El pasado vuelve a tensar la cuerda política

11/10/2018 por

“Son historias que no interesan”, dice el edil popular Manuel del Castillo al aprobar rendir tributo a las víctimas del nazismo

r.v. 11.10.2018 | 02:48

Emilia Vázquez, durante su intervención. Entre el público representantes de organizaciones memorialista y de compañías de teatro.

Emilia Vázquez, durante su intervención. Entre el público representantes de organizaciones memorialista y de compañías de teatro. MARCOS LEÓN

Manuel del Castillo, edil del Partido Popular, recordó ayer a sus tíos abuelos Francisco Buzón y Emilio Esteban Infantes y el compromiso de su familia de dejar atrás la revancha y el rencor. “Igual que mi familia el PP busca el perdón y la reconciliación. No hay que levantar historias que ya han pasado y no interesan ni a nuestra generación ni a la de nuestros hijos”, explicó el popular durante el debate de una iniciativa presentada por el nuevo edil de Xixón Sí Puede, Alex Zapico, para rendir homenaje a las víctimas asturianas del nazismo y más en concreto a los 30 gijoneses deportados al campo de concentración de Mauthausen. “Los campos de concentración son lo más repulsivo que hay pero no sólo existen los de nazismo. También están los gulag no menos trágicos y dolorosos”, matizó Del Castillo.

“Eso de apelar al rencor y la revancha es no entender nada”, le reprochó el socialista José María Pérez, el primer edil de la bancada de la izquierda con turno para hablar. Pero las argumentaciones del popular tampoco sentaron nada bien al proponente quien ironizó con la coherencia del planteamiento del PP recordando que el fundador del partido había sido miembro del gobierno franquista que colaboró con el gobierno nazi. “Yo me siento representada por esos españoles que lucharon aquí contra el fascismo, y perdieron, y luego contra el nazismo, y perdieron. A todos, honor y gloria”, remató su intervención Ana Castaño. El bronco debate político fue precedido por la intervención de Emilia Vázquez y Mae Díaz, en representación del Ateneo Obrero y Famyr ,y seguido desde el público por personas con el lema “nunca más” en varios idiomas. El PP se abstuvo. El resto de los grupos apoyaron hacer un reconocimiento público a víctimas y familiares y garantizar presencia institucional en el homenaje de cada mayo ante el monumento erigido en La Providencia.

No fue el único momento de tensión alrededor de Manuel del Castillo al que el portavoz de Xixón Sí Puede, Mario del Fueyo, pidió que ” no dé a mi grupo más lecciones de historia ni de ética personal. Conténgase, se lo ruego”. Al edil popular también le fue reprochado desde la izquierda no conjugar en femenino y hacer juegos de palabras con “mosquito y mosquita”. “Yo soy concejala, lo dice la RAE. Eso no es motivo de mofa”, le reprochó la socialista Lara Martínez.

Comentarios

comentarios