Oviedo se limpia de franquismo

11/04/2018 por

El ayuntamiento inicia el cambio de nombre en las calles de la ciudad que incumplían desde hace 11 años la Ley de Memoria Histórica

El alcalde de Oviedo, Wenceslao López; la vicealcaldesa, Ana Taboada; y la concejala de IU, Cristina Pontón, descubren la placa de la calle Federico García Lorca; y la profesora universitaria Carmen García.El alcalde de Oviedo, Wenceslao López; la vicealcaldesa, Ana Taboada; y la concejala de IU, Cristina Pontón, descubren la placa de la calle Federico García Lorca; y la profesora universitaria Carmen García
El alcalde de Oviedo, Wenceslao López; la vicealcaldesa, Ana Taboada; y la concejala de IU, Cristina Pontón, descubren la placa de la calle Federico García Lorca; y la profesora universitaria Carmen García
Natasha Martín
Redacción

«Hoy Oviedo recupera su dignidad». Así explica el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, la importancia de que, más de cuarenta años después del fin de la dictadura y once desde la publicación de la Ley de Memoria Histórica, la ciudad inicie la labor de limpieza de sus calles mediante el cambio de los nombres que recuerdan a aquella época tan vil por otros que sí exaltan valores dignos. «Hoy es el principio de un camino que iniciamos a finales de 2015 en favor de la Memoria Histórica», comenta, «ponemos fin al franquismo en nuestras calles porque no conviene acostumbrarse a la dictadura ni a su cultura».

Acompañado de la vicealcaldesa, Ana Taboada, la concejala de IU, Cristina Pontón, y la portavoz de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y profesora universitaria, Carmen García, la calle Calvo Sotelo ha pasado a lucir el nombre del poeta Federico García Lorca. «Aunque tarde, al final hemos llegado para cambiar los nombres que 80 años han estado ensuciando nuestras calles de forma indigna», sostiene. «Con este acto simbólico da comienzo el camino de recuperación de la dignidad». Al ser preguntado por las críticas de otros partidos por la labor en marcha, López mantiene que «el Partido Popular no ha cumplido con la ley durante todos estos años» y que «mejor se callaban».

Las nuevas placas, más visibles y legibles que las anteriores, se irán cambiando de manera progresiva. Desde el ayuntamiento aseguran tener en marcha un plan para retirar también la simbología franquista que esté presente en lugares públicos, como la placa que recuerda al dictador en la plaza del Ayuntamiento. En cuanto a las presentes en la universidad, Carmen García considera complicada la labor ya que en algunos casos se podrían dañar estructuras como vidrieras; si bien, considera que una solución podría ser colocar una placa explicativa al respecto.

La elección de Lorca como sustituto de Calvo Sotelo responde a que «fue un creador, un artista, una persona con una gran sensibilidad que fue fusilado únicamente por pensar diferente», afirma el alcalde. Por su parte, Carmen García comenta que «ya era hora de poner todo esto en marcha», después de que los acuerdos salieran adelante por consenso. Ante las polémicas que puedan surgir, asegura que «no deberían existir porque ya llevábamos años de retraso». Como colofón al acto, García ha leído el texto que el poeta realizó en su obra Mariana Pineda para la protagonista:

¡Os doy mi corazón! Dadme un ramo de flores;

en mis últimas horas yo quiero engalanarme.

Quiero sentir la dura caricia de mi anillo

y prenderme en el pelo mi mantilla de encaje.

Amas la libertad por encima de todo,

pero yo soy la misma Libertad. Doy mi sangre,

que es tu sangre y la sangre de todas las criaturas.

¡No se podrá comprar el corazón de nadie!

Ahora sé lo que dicen el ruiseñor y el árbol.

El hombre es un cautivo y no puede librarse.

¡Libertad de lo alto! Libertad verdadera,

enciende para mí tus estrellas distintas.

¡Adiós! ¡Secad el llanto!

 

https://www.lavozdeasturias.es/noticia/oviedo/2018/04/10/oviedo-limpia-franquismo/00031523354588767509708.htm

Comentarios

comentarios