La memoria como herramienta de futuro II

23/11/2013 por

  La memoria como herramienta de futuro II

  Victor Luis Álvarez

Recuperar la memoria histórica no consiste solamente en el recuerdo personal de aquellos que lucharon contra la sublevación fascista, Es importante recordarlos, escribir sus nombres, poner monumentos en su recuerdo y periódicamente acudir a esos lugares para mostrar que no han sufrido la doble muerte del olvido, estas víctimas fueron doblemente victimas, los asesinó el fascismo y después la denominada transición los condenó al vacío como si nunca hubiesen existido.

Esta memoria las asociaciones memorialísticas hemos intentado recuperarla como pudimos, a trozos, como jirones en la niebla de su historia, pero es un intento nimio frente a la ingente labor de conseguir la verdad, justicia y reparación para todos ellos, y hay que luchar contracorriente frente a una denominada ley de la memoria histórica que al final se demostró, como dijimos, que era puro humo y que resultaba inútil, incluso contraproducente para el fin buscado.

Pero existe otra memoria, la política, que podemos recuperar aun en contra de la voluntad del poder y los gobiernos y donde no les vale de nada negarnos el acceso a los archivos de la Guardia Civil, como han hecho hasta ahora.

Y recuperando esa memoria rescataremos instrumentos útiles para luchar y defendernos de las agresiones que la oligarquía dominante esta realizando contra las clases populares de este país. El pasado nos dará muchas claves para conseguir un futuro mejor.

Se cuenta que Dolores Ibarruri se dirigía a una sesión parlamentaria, al cruzar una calle se encontró con una comitiva judicial que iba a desahuciar a una mujer y sus hijos, mientras un nutrido grupo de vecinos se limitaba a realizar gestos de desaprobación.

Pasionaria, decidió sobre la marcha que su deber inmediato estaba allí, que lo urgente era aquello y que la sesión parlamentaria podía esperar, se dirigió a los vecinos les lanzó una arenga y encabezó un piquete de los mismos que impidió el desahucio.

 

Ese es el camino, Dolores era tan “politicamente incorrecta” como lo es la PAH hoy en día, tenemos que aprender de ella y demás luchadores de aquel tiempo y no enredarnos en la red que los medios del sistema tienden para evitar actuaciones que hagan peligrar la hegemonía de las clases dominantes.

La segunda restauración borbónica se ha convertido en un pantano nauseabundo de corrupción que exhala un hedor insoportable, la única solución es recuperar el espíritu de aquellas gentes del Frente Popular.

 

 

Comentarios

comentarios