Los Franco no responden

06/07/2009 por

Los herederos de Francisco Franco Bahamonde ya tienen desde hace días en su casa la notificación del Ayuntamiento de Gijón donde se les exige la devolución de la medalla de oro que el gobierno gijonés le concedió al anterior jefe de Estado en julio de 1962 siendo alcalde de la ciudad Ignacio Bertrand Bertrand. El equipo de gobierno que lidera Paz Fernández Felgueroso también exige a los descendientes del dictador, empezando por su hija Carmen, que reintegren al patrimonio gijonés todos los obsequios que le fueron entregados en su calidad de alcalde honorario de la ciudad y de hijo adoptivo, títulos que se le concedieron en junio de 1939.


El gobierno local tiene constancia de la recogida de la notificación postal, pero nada más sabe de los Franco. Y menos de su intención de devolver los obsequios. El requerimiento a los herederos de Franco de la devolución de esas propiedades era el tercer punto del acuerdo plenario que los ediles del PSOE e IU -con la abstención del PP- tomaron el pasado 8 de mayo en una histórica sesión plenaria. Los dos puntos anteriores se centraban en despojar a Franco de sus títulos de alcalde honorario y de hijo adoptivo. La acción administrativa se desarrollo entre mayo y junio, pero la decisión real había sido tomada por la Junta de Gobierno, órgano donde sólo participan los ediles del PSOE e IU, el 14 de julio, para hacerla coincidir con el aniversario de la República y dar así un mayor calado histórico y político a la acción del gobierno de izquierdas liderado por Paz Fernández Felgueroso.

Gijón se adelantó en su iniciativa a ciudades más importantes como Madrid. El gobierno local de la capital de España decidió hace sólo unos días, y a petición de IU, retirar a Franco los títulos de alcalde honorario y de hijo adoptivo y las medallas de oro y de honor. La iniciativa contó en este caso con el apoyo del PP, aunque alguno de sus ediles se ausentó del salón para no votar. Madrid se unía así a los catorce consistorios y a las cinco diputaciones que ya habían tomado medidas contra la exaltación de la dictadura.

Primero

Dejar sin efecto y, por tanto, anular el acuerdo por el que la Comisión Municipal Permanente del Ayuntamiento de Gijón del 22 de junio de 1939 aprobó conceder los títulos de alcalde honorario y de hijo adoptivo de la ciudad al dictador Francisco Franco Bahamonde, despojando al afectado de dichos honores.

Segundo

Dejar igualmente sin efecto y, por tanto, anular el acuerdo plenario del Ayuntamiento de Gijón del 18 de julio de 1962 por el que se concedió la medalla de oro de Gijón al dictador Francisco Franco Bahamonde, despojando al afectado de dicho honor.

Tercero

Requerir a los herederos de Francisco Franco Bahamonde para que devuelvan la medalla de oro y cuantos objetos le hayan sido entregados por el Ayuntamiento de Gijón en relación con los mencionados honores.

Comentarios

comentarios