Libro sobre Manuel Grossi

23/06/2009 por

Trallero: «Grossi era una persona digna de conocer, valiente, sagaz y perfeccionista»

El autor oscense presentó con Ernesto Burgos un libro con las memorias del jefe mierense del Partido Obrero (POUM)

         


C. M. BASTEIRO
Salvador Trallero, de la localidad oscense de Sariñena, se enteró un día, por casualidad, de que el Instituto de Historia Social Europea de Amsterdam guardaba un diario del mierense Manuel Grossi, jefe de la columna del Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM). Ni corto ni perezoso, el aragonés se puso manos a la obra y decidió pasar una semana en Holanda para recoger la información y crear una obra con el escrito legado por Grossi. Después de meses de trabajo, Trallero acudió a Mieres para presentar la obra «Las cartas de Grossi». El acto, organizado por Parpayuela Espacio Cultural en colaboración con el Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas, contó con la presencia del historiador mierense Ernesto Burgos, que ha realizado una introducción biográfica sobre Grossi para la publicación.

«Eran unos cuarenta folios, escritos a máquina por las dos caras, llenos de tachones, y, además, faltaban tres hojas». Éste fue el primer encuentro de Trallero con las cartas de Grossi. En cuanto al contenido, el autor asegura que se dio cuenta desde el primer momento de que se traía entre las manos algo muy «interesante». «A Grossi le pilló la guerra en Barcelona, en el diario nos relata sobre todo las diferencias que tenía con otros jefes de las columnas, la rivalidad que había entre ellos», explica. Las confesiones del mierense no se quedan ahí ya que, según recuerda Trallero, «Grossi se queja de la marginación que sufría el POUM, las armas que recibía la República eran para el PC y la FAI-CNT, a causa de las fuertes discusiones que tenía con los otros dirigentes».

Con una copia del relato en sus manos, el oscense volvió a España y se puso en contacto con la Fundación Andreu Nin, «que son los del POUM actualmente», para encontrar archivos fotográficos que pudieran completar el libro. Además, también habló con el Ayuntamiento de Mieres «por si podían ampliar un poco de información». El Consistorio no contaba con ningún documento, pero puso en contacto a Trallero con el historiador Ernesto Burgos.

Para el mierense, la llamada del autor fue «una alegría». Ernesto Burgos decidió, de acuerdo con Trallero, escribir una introducción biográfica sobre Grossi. Tal como plasmó en la publicación, Burgos explica que el político «nació en Oviedo, pero siempre vivió en Mieres, ciudad de la que guardaba muy buen recuerdo». Cuando terminó la revolución, Grossi «estuvo encarcelado en la Casa del Pueblo de Mieres un tiempo, y allí escribió unas memorias», continúa. Además, el historiador explica que los militantes del POUM fueron personas que «llevaron golpes por todos sitios, de los dirigentes de derechas y de los partidos de izquierdas, que los acusaron de todo, hasta de traición». Como una seña de identidad, Burgos recuerda que Grossi, al que tuvo la oportunidad de conocer personalmente en los años setenta, «siempre fue minero, no se dedicó a la política después de la guerra».

La publicación incluye también una colaboración de Pelai Pagés, profesor de Historia de la Universidad de Barcelona. El catalán redactó una introducción sobre las columnas milicianas del POUM y una galería con una biografía de casi todos los personajes que va citando Grossi en sus cartas. El aragonés asegura que está «muy agradecido a mucha gente» y que se encuentra «muy satisfecho con el resultado final». En realidad, el libro incluye dos introducciones sobre Grossi y las columnas, de Pelai y de Burgos, la reproducción de sus cartas, la galería de personajes, también creada por el catalán, y otra de fotografías sobre Grossi y las milicias.

La mayor parte de las imágenes salieron del archivo del escritor oscense Manuel Benito. Según Trallero, en palabras del autor y de Burgos, la obra es «una pieza clave» para los amantes de las publicaciones de la Guerra Civil. Además, pretende «acercar al lector a dos partes bien distintas de la historia: por un lado, a los movimientos de las columnas durante la Guerra Civil, y por otro, a la personalidad de Grossi, un hombre que merece la pena conocer porque era valiente, sagaz y muy perfeccionista».

 http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009062300_38_772274__Cuencas-Trallero-Grossi-persona-digna-conocer-valiente-sagaz-perfeccionista

Comentarios

comentarios