Por la III, ayer en Gijon

15/04/2009 por

Por la III República, de la calle a El Sucu Cena republicana en la Casa del Pueblo

La efeméride republicana anual se conmemoró con un acto en el cementerio y una manifestación

La llama republicana no se extingue en Gijón, aunque la asistencia vecinal a los dos actos convocados ayer, 14 de abril, para conmemorar la proclamación, en 1931, de la Segunda República española, no fue abundante. Primero, a la seis y media de la tarde, en la fosa común del cementerio de El Suco (Ceares), poco más de un centenar de personas asistió a la ofrenda floral en recuerdo de los cientos de republicanos fusilados cuyos restos reposan en la fosa, en realidad cuatro.

Luego, a las ocho de la tarde, poco más de quinientas personas marcharon por el centro de la ciudad, desde la plaza de El Humedal, detrás de una pancarta con los tres colores de la bandera republicana y con la leyenda «Por la III República».

En El Suco, organizado por el Ateneo Obrero, la Sociedad Cultural Gijonesa y la Federación Asturiana Memoria y República, un año más se recordó a los republicanos que murieron, muchos de ellos, fusilados delante de uno de los paredones del cementerio de Ceares, tras la entrada de las tropas nacionales en Gijón, en octubre de 1937, y en los años posteriores. En el acto se repartieron octavillas llamando a una concentración por las víctimas del franquismo que está convocada el próximo día 25 de abril, a las nueve de la noche, delante del Palacio de Justicia de Poniente, bajo el lema «Verdad, justicia y reparación».

El psiquiatra Guillermo Rendueles fue el encargado de pronunciar unas palabras delante de la fosa común. Y en su discurso recordó a los hijos de los fusilados que «durante días venían a la Piedrona a ver si estaban allí sus padres». También equiparó a las viudas de los republicanos que encontraron la muerte delante del paredón con Antígona, personaje de la mitología griega que desobedece las leyes para enterrar a su hermano Polinices.

«En silencio venían el 14 de abril para llorar, pero no decían nada, no había palabras, el miedo las bloqueaba», afirmó Guillermo Rendueles, quien recordó lo que en su día le relató José Luis García Rúa de las viudas de los fusilados.

También el psiquiatra afirmó que frente a la fosa común lo que se debe hacer es «escuchar a los muertos» para comprender que «por lo que ellos pelearon no se concede». También sugirió Rendueles que «lo que tenemos que hacer es devolverles el papel de víctimas para que no se olvide su muerte» y, en este sentido, apostilló que «el fascismo es ahora el de los que quieren que lo olvidemos».

Terminó su alocución el psiquiatra gijonés afirmando que «luchar por la República hoy es luchar contra la Monarquía aquí y hoy». Por eso levantó la voz para terminar con un «abajo la Monarquía juancarlista».

Entre los asistentes al acto en El Suco se encontraban, entre otros, Francisco Javier García Valledor, diputado regional de IU-BA-LV; el presidente del PSOE de Gijón, Marcelo García; el ex concejal socialista de Gijón Manuel Muruais, y sindicalistas como Cándido González Carnero, además de familiares de republicanos que yacen en las fosas.

No asistió al acto ningún miembro del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Gijón, de coalición PSOE/IU-BA-LV.

Comentarios

comentarios