El Mazucu: XI Homenaje a los luchadores antifascistas 1936-2018

19/08/2018 por

El Mazucu: XI Homenaje a los luchadores antifascistas 1936-2018

Un año más volvemos al Alto de la Tornería, al XI Homenaje a los luchadores antifascistas 1936-2018 que celebraremos el 15 de septiembre a las 13 h.

Este año al tradicional acto de homenaje, incluyendo la entrega de galardones a los valores republicanos «María Jesús Suarez Rabanillo» y la música la banda de gaitas Turruxón, habrá además una pequeña obra de teatro con Fragmentos de Celso Amieva y pequeños monólogos y poemas de exiliados y supervivientes de la represión franquista a cargo de Olalla Sánchez con música de Lomo Callejo).

leer más

Xornaes querella Arxentina contra ls crímenes dl franquismu Biblioteca d’Asturies El fontan #Uvieu 6-7 febreru 2015

27/01/2015 por

Los compañeros de La Comuna d’Asturies nos pasan esta info sobre unas jornadas que organizan:

Xornaes querella Arxentina contra ls crímenes dl franquismu Biblioteca d’Asturies El fontan #Uvieu 6-7 febreru 2015 (adjuntando el cartel)


Xornaes querella Arxentina contra ls crímenes dl franquismu Biblioteca d’Asturies El fontan #Uvieu 6-7 febreru 2015

Xornaes

leer más

Homenaje antifranquista en Sobrepiedra (Parres)

07/12/2014 por

Homenaje antifranquista en Sobrepiedra (Parres)

El sabado 13 en Sobrepiedra, rendiremos un nuevo Homenaje a los 5 republicanos asesinados por el fascismo en Sobrepiedra, Parres.

10846251_912375292106997_5513405111138437400_n

 

leer más

6D Gijón: Por un Proceso Constituyente

01/12/2014 por

6D Gijón: Por un Proceso Constituyente

concentracion 6d gijon 2014

 

Hay momentos en la historia en que los pueblos se ven lanzados a la encrucijada de echarse a la calle para recuperar sus derechos y salvaguardar su dignidad, o padecer bajo el yugo de los poderosos ¡Hoy estamos atravesando uno de esos momentos!
La crisis económica que sacudió al mundo en 2008, e hizo caer como un castillo de naipes el sistema financiero internacional, y que aún colea con fuerza, a pesar de los reiterados anuncios de brotes verdes, acabó con aquella ilusión de prosperidad económica que representó la burbuja inmobiliaria. Vivimos en un estado con una de las inversiones más bajas de los grandes países de la UE en educación y sanidad; en un estado con un sistema tributario injusto, donde las principales fortunas y los grandes capitales pagan muchos menos impuestos que las personas humildes. Pero el espejismo del ladrillo ocultó aquello a los ojos de mucha gente.

No podemos olvidar que a pesar de los anhelos de cambio que animaron al Pueblo en los compases finales de la dictadura franquista, de la lucha denodada que desplegaron tantas y tantos en pos de la democracia, las oligarquías que sostuvieron aquel régimen asesino lograron persistir. Llegamos así a un pacto social e institucional que acabó tomando la forma de un velo de olvido sobre los crímenes franquistas, donde los poderes económicos permanecieron incólumes, y donde el heredero del dictador ascendió al trono como rey de España.
El estallido de la burbuja hizo caer el telón y todas las miserias comenzaron a quedar a la luz. Llegó la crisis, y con ella una ofensiva generalizada de la banca y de los grandes capitales, ejecutada por sus testaferros políticos, para mantener sus beneficios mediante el saqueo de los derechos y las conquistas sociales de la mayoría, de la clase trabajadora. Los que originaron la crisis, los que crearon las hipotecas basura, los que nos condujeron a esta situación, son ahora rescatados con monstruosas cifras de dinero público, mientras que la mayoría de la población se ve abocada al paro, a la penuria social o a la emigración.

La Troika, al servicio de las oligarquías económicas y financieras, nos ha impuesto draconianas medidas de ajuste que el PSOE y el PP han venido ejecutando al alimón. A pesar de que la Constitución del 78 era intocable en lo referente a permitir el ejercicio del derecho a la autodeterminación de los pueblos del Estado, no hubo problema para que los dos partidos del Régimen pactasen con nocturnidad y alevosía la reforma del artículo 135, que antepone el pago de la deuda a la satisfacción de los derechos sociales. El bipartidismo, férreo defensor de la soberanía nacional, la arrastra por el fango sin miramientos cuando los poderes económicos lo llaman al orden, pretendiendo que la ciudadanía calle y acate.

 

La crisis económica nos ha acabado conduciendo a una profunda crisis institucional, adobada por los numerosos casos de corrupción que afectan a los dos grandes partidos del Régimen del 78, y a todas las instituciones del Estado. El monarca por la gracia de Franco de nuestra democracia de segunda, tras los escándalos y los dispendios, los accidentados safaris por África, las amantes díscolas y los yernos e hijas trinconas, ha abdicado finalmente la corona en su hijo. Felipe el preparado ha subido al trono sin que el Pueblo tuviera opción ha expresarse ni a objetar.

Pero hace tiempo ya que el Pueblo ni calla ni consiente. Hace tiempo ya que la ciudadanía se ha echado a la calle dispuesta a recuperar sus derechos. El clamor de “¡Pan, techo, trabajo y dignidad!” resuena a lo largo y ancho del Estado; las Mareas ciudadanas han sacudido conciencias para proteger los derechos que nos quieren hurtar; en todas las ciudades el Pueblo detiene los desahucios y se enfrenta de poder a poder con los esbirros de la banca.

Algo ha cambiado, sopla un viento nuevo. La Constitución del 78 es hoy un papel mojado que sus propios valedores han enfangado. Todos los consensos han sido rotos, todos los límites han sido traspasados por los poderosos. Es la hora de una nueva constitución.

Ha llegado la hora de que millones de voluntades se fundan en un único impulso para reconquistar todo lo que nos han robado. Ha llegado la hora de devolver el golpe, y lanzarnos hacia un proceso constituyente para alcanzar una democracia real y plena. Una democracia donde la economía esté al servicio de las personas, donde no existan anacrónicos derechos de sangre que nos impogan un jefe del estado. Donde todos los pueblos puedan decidir sobre su destino. Donde el poder popular y los intereses de la mayoría social dominen las instituciones.

 

!Nuestros derechos son reales!

¡Somos reales!

¡Marchemos hacia un proceso constituyente!

Apoyan Famyr, Cultural, U3R, IU, PCA, JCA, UJCE, Izquierda Anticapitalista, Marchas por la Dignidad 22 M, Partido del Trabajo
Democratico-Plataforma Comunista, CSI y SUATEA.

leer más

Madreñazu al franquismu: Campaña escontra la simboloxía facista n’Asturies

16/11/2014 por

Madreñazu al franquismu: Campaña escontra la simboloxía facista n’Asturies

¡Madreñazu al franquismu!

Campaña escontra la simboloxía facista n’Asturies

CARTEL simbolos asturias MADREÑA asturiano

Trenta y nueve años depués de la muerte del dictador Francisco Franco, entá se caltienen per tola nuesa xeografía monumentos, plaques, monolitos, cais,places, etc. dedicaes a eponderar al réxime franquista y a los sos protagonistes, daqué dafechu insólito nun réxime democráticu, pos el so réxime yera dictatorial y contrariu a los valores democráticos del nuesu sistema d’anguaño.

Esiste nel Estáu español un modelu d’impunidá que dexó que seyamos la única democracia europea que nun xulgó a los responsables de los crímenes contra la humanidá cometíos na dictadura. Munchos responsables morrieron na cama y munchos otros caleyen impunemente peles nueses ciudaes.

En plenu sieglu XXI l’estáu español sigui negando la reconocencia a les víctimes del franquismu, negándo-yos la so condición xurídica de víctimes y el so drechu a la verdá, a la xusticia y al arreglu. Por tantu nun ye d’estrañar que tamién l’Estáu español se niegue a simples actos como la eliminación de los símbolos franquistes. Esta inaceutable situación tien llugar pesie al Resolvimientu parlamentariu del 20 de payares de 2002, de conderga de la sublevación militar del 18 de xunetu de 1936, que provocó la Guerra Civil ya inauguró la dictadura del xeneral Franco y de la Proposición Non de Llei del 3 de payares de 2004 sobre la retirada darréu de los símbolos de la dictadura franquista de los edificios públicos del Estáu.

Caltener esi homenaxe públicu a persones o fechos golpistes ye un claru despreciu a los valores democráticos nos que güei se basa la nuesa convivencia, amás d’un incumplimientu evidente de la fríngole ya insuficiente y aberrante Llei 52/2007, de 26 d’avientu, que nel so Artº 15.1, encamienta a la so retirada:

“Les Alministraciones públiques, nel exerciciu de les sos competencies, van tomar les midíes oportunes pa la retirada d’escudos, insinies, plaques y otros oxetos o menciones conmemoratives d’esaltación, personal o coleutiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura.”.

Per toa Asturies siguen presidiendo espacios públicos munchos de los símbolos, fechos y personaxes franquistes qu’instauraron y caltuvieron la dictadura, valtando per aciu d’un golpe d’estáu armáu un réxime democráticu. Pa vergoña de tolos asturianos y, ante la pasividá de les alministraciones públiques, a escasos metros de la Delegación de gobiernu ydel Parllamentu asturianu n’Uviéu tenemos un medallón dedicáu al dictador Franco.

Numberoses cais asturianes entá lleven los nomes de significaos personaxes del réxime, ideólogos del facismu ya implicaos na sublevación, nel caltenimientu de la dictadura y nos crímenes cometíos contra la población civil que supunxo l’asesinatu de miles de persones.

En munches ilesies permanecen les plaques colos nomes de los Cayíos por Dios y pola Patria”, en memoria y homenaxe a los lluchadores del bandu subleváu inorando vergoñosamente a los finaos del otru bandu, el que defendía la llegalidá democrática. Tou ello ante la casi completa pasividá de les alministraciones competentes. La dedicación d’una cai a un personaxe, feches o fechos ye unu de los mayores honores qu’un pueblu o una ciudá puede ufiertar, pos convierte al homenaxáu n’exemplu de los ciudadanos que viven o transiten pola localidá. Eponderar d’esta manera a la persona o al acontecimientu, que va pasar a la memoria colectiva como autor d’un bien a la comunidá o como referencia hestórica del mancomún común.

Por tou ello, la Federación Asturiana Memoria y República (FAMyR) xunto con otres organizaciones llanza esta Campaña pa impulsar la movilización ciudadana y esixir al Conceyu y a otres Alministraciones que cumplan la Llei, coles mires de consiguir la desapaición definitiva d’estes remortines franquistes y restablecer asina en parte la memoria histórica democrática, la dignidá de lo vencíos na defensa de la República y de les personesrepresaliaes mientres los 40 años de franquismu, amás de proponer pa los espacios afeutaos los nomes de persones o fechos que sirvan d’exemplu a esta sociedá, plural y democrática, poles sos acciones positives, o restaurando los nomes que-yos pertenecíen enantes.

N’Uviéu a 21 de payares de 2014.

PD Podéis envianos les vuestres semeyes a famyr@memoriayrepublica.org

leer más

Concentración Gijón 18 julio: ¡ NI FRANCO NI BORBONES: REPUBLICA YA¡

08/07/2014 por

Concentración Gijón 18 julio: ¡ NI FRANCO NI BORBONES: REPUBLICA YA¡

¡ NI FRANCO NI BORBONES: REPUBLICA YA¡

 

Concentración Plaza del Parchís, 19 h, viernes 18 de julio

18 julio 2014

El 18 de Julio de 1936 la oligarquía del estado español, junto con la Iglesia y los militares, apoyados por el Fascismo Italiano y Alemán, dieron un golpe de estado para dar al traste con todos los avances democráticos y sociales alcanzados por la II Republica, y para evitar que el Frente Popular pudiera profundizar en los mismos. Ese golpe contó con el apoyo del bisabuelo y abuelo del actual Rey de España (Alfonso XIII y Don Juan de Borbón).

Dichos enemigos de la democracia, con el tirano Franco a la cabeza, no sólo sometieron a los pueblos de España a un régimen de represión y oscurantismo de 40 años, sino que en 1947, a través de la Ley de Sucesión, volvieron a imponer la forma de estado monárquica. Posteriormente, a través de la llamada Ley Orgánica del Estado (1967) y el nombramiento de heredero a la Jefatura del Estado, a título de Rey, de Don Juan Carlos de Borbón, se marcó el terreno para impedir que a la muerte del Dictador se pudiera recuperar por los pueblos de España una democracia plena, o lo que es lo mismo una Republica.

En 1975 el ciudadano Juan Carlos, previo juramento de fidelidad a las leyes fundamentales del Franquismo, fue coronado Rey y comenzó lo que se vino en llamar Transición a la Democracia, que era precisamente un intento a la desesperada de abortar las ansias democráticas que se habían generado a lo largo de tantos años de represión.

Con la amenaza del golpismo militar, de la guerra civil y mediante prebendas a una parte de las organizaciones de la oposición democrática impidieron que el debate Monarquía o Republica se pudiera dar en condiciones de libertad, y metieron a calzador en la Constitución de 1978 la forma de estado monárquica, a través de un Titulo II, que hace prácticamente imposible superar dicha forma desde los ajustados corsés de aquella Constitución.

En estos momentos, cuando la crisis de ese régimen, y del Capitalismo en general, genera más dolor entre los sectores populares, y cuando es cada vez más evidente el nivel de deterioro moral al que ha llegado la monarquía borbónica, nos han vuelto a imponer un nuevo Rey, Felipe VI, sin ni siquiera consultar dicha decisión vía referéndum, para intentar salvar los muebles de un régimen agonizante.

Pretenden de nuevo reflotar el régimen con cambios cosméticos, pero negando de nuevo el derecho a decidir de los pueblos del estado español, impidiendo que puedan abrirse procesos políticos que traigan una Republica verdaderamente democrática y al servicio de la mayoría más desfavorecida de esta sociedad.

Desde la FEDERACION ASTURIANA MEMORIA Y REPUBLICA (FAMYR) queremos aprovechar este 18 de Julio de 2014, no sólo para honrar la memoria de las victimas del Franquismo, sino también para denunciar la continuidad histórica y política del reinado de Felipe VI en relación al Franquismo, y por añadidura su carácter ilegítimo y antidemocrático. A lo largo de estos meses últimos se han producido movilizaciones, de lo más diverso, denunciando este nuevo proceso de fraude a la ciudadanía, pero proclamado el nuevo Rey son muchos/as los/as que esperan que nos callemos y aceptemos otros 40 años de continuidad de lo anterior.

Desde FAMYR no estamos dispuestos a seguir ese camino, y por eso llamamos a toda la ciudadanía, a las fuerzas sociales, políticas y sindicales democráticas, a continuar en la lucha contra esta nueva imposición monárquica, a convertir la reivindicación republicana en una reivindicación de movilización social y a colocar la misma en la hoja de ruta para las próximas elecciones municipales, autonómicas y generales.

Es el momento de salir a las calles a reivindicar una democracia real, al servicio de la mayoría social, y a nuestro juicio ella no es posible sin Republica. Por eso, a partir de Septiembre, pretendemos que todos los meses haya una movilización, del tipo que se vea más adecuado, para seguir manteniendo viva la reivindicación republicana, no desde la nostalgia, sino desde considerar que la Republica sigue siendo un arma cargada de futuro para los/as más pobres, por y para los/as que más sufren.

¡ NO HAY DEMOCRACIA SIN REPUBLICA¡

leer más

ALARMA SOCIAL ARTIFICIAL Y REPRESION

10/12/2013 por

ALARMA SOCIAL ARTIFICIAL Y REPRESION
Ruben Norniella. Periodista

 

Los medios de comunicación -y en particular las televisiones- están realizando una campaña

vergonzosa y vergonzante -por la impunidad con que la hacen y por el silencio cómplice de

todo el mundo- contra quienes han salido libres a la calle por la anulación de la «Doctrina

Parot». No es una campaña baladí, ni tampoco inocente: busca sembrar el miedo, lo que lleva

a endurecer las leyes y sirve para darle armas al sistema para justificar la represión, algo que

les viene muy bien ante los tiempos convulsos que se barruntan.  No es casualidad que dicha

campaña coincida con la puesta en marcha de la «Ley Mordaza», aunque somos tan estúpidos

y estamos tan manipulados, que ni siquiera somos capaces de asociar ambas cosas. Esto no es

casualidad: hasta ese nivel de manipulación hemos llegado.

En primer lugar, todos sabíamos que la «Doctrina Parot» no había por donde cogerla y que los

Tribunales Internacionales la tumbarían mas temprano que tarde. Que hayan tardado tanto

tiempo en hacerlo no es, precisamente, un buen signo de salud democrática internacional.

Todo esto viene de dos cosas: el mantenimiento en el tiempo del Código Penal franquista.

Lo que les venía bien para una cosa, no les venía bien para otra. El segundo aspecto que

motiva esto, es la ocurrencia de un juez, que intento invadir el campo de la legislación, que

corresponde al poder legislativo y no al judicial.

Ahora, los medios de comunicación realizan una asombrosa campaña que pisotea los derechos

constitucionales de los presos liberados, la mayoría de ellos tras pasar más de 20 años en la

cárcel, cargándose el sentido de la justicia y tratando de inculcarnos el de la venganza. Por

horrorosos que hayan sido los delitos cometidos por estas personas, ya han pagado su deuda

con la sociedad y tienen derecho a tener la oportunidad de reinsertarse, algo que los medios

les están negando. Esto atenta contra sus derechos constitucionales. y además sirve para crear

un alarmismo social artificial, que conviene al Régimen y que es lo que se pretende.

El principio de venganza sobre el de justicia es propio de dictaduras. Este es un ejemplo más

de cuál es nuestra deriva. El papel de los medios es simplemente vergonzoso. Persecución de

los liberados al salir de la cárcel, publicación de sus fotos actuales… alarma. Si se considera

que algunos presos no están rehabilitados -como en el caso de algunos de los condenados por

delitos sexuales-, la Policía tiene medios para hacer una vigilancia discreta de estas personas,

con el fin de evitar que puedan reincidir. Pero lo que están haciendo los medios es añadir una

nueva y permanente condena a quienes ya han pagado su deuda con la Sociedad. Pero eso,

en realidad, es lo de menos: lo que se busca es una alarma social que justifique las medidas

represivas que necesitan imponer para evitar o disuadir del próximo estallido social que ya

barruntan…

leer más