Campaña hijos predilectos antifascistas asturianos: «En Europa están considerados como héroes y aquí son bandoleros»

19/07/2019 por

.

Rubén Norniella, Lola García, Pedro Roldán y Leonardo Borque, frente a la Junta General. / ALEX PIÑA

Famyr, el Ateneo Obrero de Gijón y la Sociedad Cultural Gijonesa piden el nombramiento de Hijos Predilectos de Asturias para tres «guerrilleros antifranquistas»

SANDRA S. FERRERÍAOVIEDO.

La Federación Asturiana Memoria y República (Famyr), el Ateneo Obrero de Gijón y la Sociedad Cultural Gijonesa se han unido para solicitar al Gobierno del Principado la concesión del título de Hijos Predilectos de Asturias para Cristino García Granda, Felipe Matarranz ‘Comandante Lobo’ y José Antonio Alonso Alcalde ‘Comandante Robert’, tres «guerrilleros antifranquistas», así como la Medalla de Oro de Asturias para Vicente García Riestra, último superviviente asturiano de los campos de concentración nazis.

Rubén Norniella, miembro de Famyr, indicó ayer a las puertas de la Junta General del Principado que esta es una iniciativa que ya se presentó en 2004 y en 2010 «y que fue rechazada por el PSOE». Así, con el reciente cambio en el Ejecutivo asturiano, los impulsores esperan que los socialistas la acepten. «Hoy hay un nuevo PSOE y parece que vienen con ganas de hacer las cosas de otra forma. Esperamos que esta vez se haga este reconocimiento», explicó Norniella.

Rubén Norniella y Lola García, de Famyr, acompañados por Pedro Roldán de Sociedad Cultural Gijonesa y por Leonardo Borque, del Ateneo Obrero de Gijón, hicieron entrega de la solicitud tanto en la Junta General como en la Presidencia del Gobierno. También le dieron una copia a los distintos grupos políticos, «excepto a Vox porque es la extrema derecha que reivindican la memoria histórica franquista, no la nuestra». De momento, Podemos e IU «la han apoyado». La iniciativa supone reconocer a estos cuatro asturianos, guerrilleros contra la dictadura «que son héroes en Europa y aquí están considerados como bandoleros». «Que en su propia tierra sigan con esa consideración y no tengan un reconocimiento es lamentable», criticaron.

Estos «héroes» participaron en la Guerra Civil Española y algunos cuentan con reconocimientos por parte de Francia. Así, Cristino García Granda, tras combatir en la Guerra Civil, se exilió a Francia donde participó en la Segunda Guerra Mundial. Murió fusilado en 1946 y, a título póstumo, recibió el grado de Héroe Nacional de Francia. Felipe Matarranz también participó en la contienda española y fue condenado dos veces a muerte. Participó de manera clandestina con el Partido Comunista de España (PCE) hasta que fue legalizado en 1977. Murió en 2015, en Colombres. José Antonio Alonso Alcalde cuenta con numerosos reconocimientos de Francia, obteniendo en 2014 la Orden del Mérito Nacional por su papel en la liberación de Foix.

https://www.elcomercio.es/politica/europa-considerados-heroes-20190719002021-ntvo.html

leer más

Los campos de concentración de Franco

05/06/2019 por

Carlos Hernández. :: C. SANTOS/
Carlos Hernández. :: C. SANTOS

Carlos Hernández de Miguel presentó ayer en la Antigua Escuela de Comercio de Gijón su libro ‘Los campos de concentración de Franco’, una extensa investigación en la que el autor ha logrado localizar cientos de estas estructuras.

https://www.elcomercio.es/culturas/libros/campos-concentracion-franco-20190605001123-ntvo.html

leer más

LA JUNTA ELECTORAL PROVINCIAL DE ASTURIAS PROHÍBE EL HOMENAJE A LOS HÉROES DEL 25 DE MAYO DE 1808

15/05/2019 por

El Colectivo de Entidades Memorialistas y Republicanas, a través de Asturias Laica como entidad solicitante, ha recibido comunicación de la Junta Electoral Provincial de Asturias por la que se prohíbe el homenaje que se pretendía realizar a los héroes del 25 de mayo de 1808 en la calle Cimadevilla de Oviedo el día 25 a las 12 horas.

Textualmente se dice lo siguiente:

 Vista la solicitud presentada se deniega la misma por no resultar procedente acceder a la celebración que se interesa, al ser coincidente con la jornada de reflexión…

Y continúa a modo de justificación:

Y no constando que la entidad solicitante haya venido celebrando las efemérides en cuestión de forma reiterada y continua durante las anualidades anteriores.

Por ultimo dedica un párrafo de interpretación histórica tratando de justificar que dicha celebración debería hacerse el día 9 y no el 25.

Ante dicha prohibición y sus justificaciones las Entidades Memorialistas y Republicanas deseamos manifestar públicamente nuestra más absoluta disconformidad por las siguientes razones:

– Un acto que pretende conmemorar la declaración del pueblo soberano que se hizo por primera vez en Asturias y en España y que es la base de la democracia, desde la Junta Suprema por aquellos hombres y mujeres que a su vez se oponían a la invasión napoleónica no entorpece para nada la jornada de reflexión sino más bien sería un orgullo para la democracia e incluso para el mismo proceso electoral, porque estas elecciones pueden celebrarse gracias al sacrificio y al largo recorrido que precisamente se inició ese 25 de mayo.

– No es cierto que no se haya celebrado en años anteriores. Sin ir más lejos se celebró el año pasado

Las interpretaciones históricas están fuera de las competencias de la Junta Electoral y nosotros homenajearemos a los héroes del 25 de mayo de 1808 en dicha fecha porque fue cuando se reconoció la soberanía popular

Por último

– Es inaceptable que las juntas electorales atribuyéndose competencias que exceden las que por ley tienen asignadas estén convirtiendo las llamadas jornadas de reflexión en un día de excepción en España en el cual quedan suspendidas las garantías constitucionales en aquello que afecta a derechos fundamentales como: Libertad de expresión, reunión y manifestación.

 

Colectivo de Entidades Memorialistas y Republicanas (Asociación Lázaro Cárdenas, Asturias Laica, Asturias Socialista, Ateneo Obrero de Gijón, Ateneo Republicano de Asturias, FAMYR (Federación Asturiana Memoria y República), Fundación Andreu Nin, GijonSocialista, Socialismo y República Asturies y Sociedad Cultural Gijonesa)

leer más

El hombre que no quiso ser un héroe

12/05/2019 por

Vicente García Riestra, con el pantalón de su uniforme de prisionero, que siempre lo acompañó por decenas de colegios e institutos. / E. C.

El poleso Vicente García Riestra, último superviviente español del campo de concentración nazi de Buchenwald, fallece a los 94 años con el espíritu de lucha intacto

AZAHARA VILLACORTA

Hasta el último día de su vida, Vicente García Riestra siguió teniendo pesadillas. Se despertaba pensando que aún estaba en el infierno: el campo de concentración de Buchenwald, tras cuyas alambradas pasó quince meses de su vida. Reducidos sus huesos sobre el traje de rayas a un número: el 42.553. Cuando al fin fue liberado, era «un cadáver andante» que apenas podía sostenerse en pie. Pesaba 28 kilos.

Vicente, nacido en Pola de Siero en 1925, el último español de Buchenwald, murió ayer a los 94 años en un hospital cercano a su casa en Trélissac, en la que residió durante el último medio siglo, con el espíritu de lucha intacto y un libro sobre la represión franquista en la mesilla. Rodeado de los suyos. Sereno y lúcido hasta el final. Y con él se extingue la última voz que podía relatar la barbarie nazi en Buchenwald, un empeño al que dedicó buena parte de sus últimos años.

«No soy un héroe. Todos los héroes están muertos. Soy solo alguien que tiene una misión: que no se olvide el horror de la España de la guerra y la posguerra, de la Europa de los nazis. Esa será mi herencia», había dejado dicho. Y así será, porque, en palabras de Xuan Santori, autor de ‘42.553 después de Buchenwald’, deja tras de sí un legado inconmensurable: «El privilegio que tuvimos los que lo conocimos no fue solo ser partícipes de su experiencia terrible y descubrir las deudas que España tenía con los luchadores republicanos, sino que puso a Asturias delante de la Historia. Nos hizo ver que ellos son nuestros modelos, que los asturianos nos reconocemos en sus valores de lucha por la justicia y la libertad».

Vicente tenía solo once años cuando la sublevación franquista lo sorprendió en Noreña, a donde sus padres, Gregorio y Áurea, se habían trasladado junto a sus ocho hijos y donde el padre fue nombrado jefe de abastecimiento del municipio por las autoridades republicanas.

El riesgo crecía por momentos, así que idearon un plan: Áurea y cuatro de sus hijos embarcarían desde El Musel rumbo a Cataluña. Atrás quedaban Gregorio y el resto de los guajes. Entre ellos, José, ‘Gorín’, que se alistó en las milicias. Padre e hijo fueron asesinados por las tropas golpistas tras la caída del Frente Norte. Sus restos nunca aparecieron, pero Vicente no dejó nunca de buscarlos.

Y, de allí, la huida a Francia, donde, poco después, se integraba en la Resistencia haciendo trabajos de correo y de espionaje hasta que «un chivatazo de un traidor» llevó a su detención y la de una treintena de compañeros. «La Gestapo se encargó de nosotros a conciencia. Pensaba que me mataban. Me tumbaban en una mesa y me ataban los pies y las manos por debajo para pegarme a gusto. Al volver a mi celda, tenía toda la espalda morada».

Ni Vicente ni ninguno de los más de 2.000 pasajeros hacinados en el tren que partió de la estación de Compiègne, en enero de 1944, sabía cuál era su destino final. Pero el 24 salieron de dudas cuando se vieron frente a la gran valla de Buchenwald, con una frase : «Jedem das seine» («A cada uno lo suyo»).

Jamas olvidó aquella primera visión: «Lo primero que ves es una fila de soldados con sus perros preparados para el ataque. Te dan un estacazo en la cabeza o en la espalda y andando hasta el campo».

Rapado, desinfectado, humillado, apaleado, ese 24 de enero de 1944, con los 19 recién cumplidos, García Riestra se convirtió en un número -el prisionero 42.553-, una pesadilla que llegó a su fin el 20 de mayo de 1945, cuando abandonó el campo con una promesa que cumplió hasta el final, contando su historia en colegios e institutos: «El horror que he vivido yo no quiero que nadie lo vuelva a vivir». Centros como el Carmen Ruiz-Tilve, cuyos alumnos guardarán hoy a mediodía un minuto de silencio y que hace apenas dos meses recibieron una carta suya en la que les contaba: «La juventud es primordial en mi lucha por la paz. Son ellos los que tienen en sus manos el devenir, las libertades y, sobre todo, la paz. Que no se repita, que la juventud pueda disfrutar de amor y libertad».

Vicente García Riestra, luchador inquebrantable, crítico, justo y rebelde, un paisano de una pieza, murió ayer tras recibir el pasado mes de junio los homenajes debidos de Siero -cuyo alcalde expresó ayer sus condolencias-, Noreña y Oviedo. Ha quedado inscrito en el registro de defunciones como Vincent García, su nombre francés. La dictadura le quitó la nacionalidad española y la democracia nunca se la devolvió.

leer más

Gijon: Homenaje a a las víctimas del campo de concentración de Mathaussen y a Rosario Acuña

12/05/2019 por

El sábado 5 de Mayo de 2019 hemos vuelto a estar rindiendo homenaje,con el resto de organizaciones memorialistas y republicanas,a las víctimas del campo de concentración de Mathaussen y a Rosario Acuña,en la senda del Cervigon ,en Xixon.

Un hilo rojo de la historia parece unir,en el tiempo y en el espacio ,a esta feminista y republicana, con quiénes sufrieron el exilio y lucharon contra el fascismo en España y en el resto de Europa.

Su ejemplo sigue marcando nuestro trabajo por un mundo mejor

  

leer más

“Los Castiello. La lucha por la libertad” en Llanes

06/05/2019 por

Martes, 7 de mayo.
20:00 h.
Salón de actos de la Casa Municipal de Cultura.
Entrada libre.
.
Se presentará la película “Los Castiello. La lucha por la libertad”. La proyección forma parte del programa conmemorativo “80 años del final de la Guerra Civil”.
.

La familia Castiello sufrió en la posguerra una dura represión. Vivió once años de sufrimiento y sacrificio, huyendo por los montes y pueblos y luchando por una libertad que finalmente no llegó a disfrutar. Pagó un alto coste: pérdida de padres y hermanos, destrucción de su patrimonio y los padecimientos y atrocidades a los que fueron sometidos sus miembros. Las secuelas son imborrables.
Llegó después a España el tiempo de la libertad y de la democracia, por el que tanto habían batallado ellos, y cayeron en el olvido. Quedaron sin reconocimiento alguno. Los políticos emergentes en la nueva situación, de uno y otro signo, no se acordaron de aquellos hombres valientes, verdaderos héroes de la resistencia antifranquista.
.

El director de la película, Luis Felipe Capellín, nacido en Cangas de Onís, fue concejal del Ayuntamiento de Gijón por el Partido Comunista y secretario general de Comisiones Obreras en Asturias. Tras abandonar la militancia política, inició sus colaboraciones en distintos medios de comunicación. Desde 1999 ha realizado varios trabajos cinematográficos, entre los que destacan “Sueños atrapados: la transición política en Asturias”, “Claveles en la distancia: la revolución de abril de 1974 en Portugal”, “México 68. Por la memoria: sobre la matanza de estudiantes en la Plaza de Tlatelolco” y “Guerrillero Quintana: la lucha por la libertad en los años 50 en los montes”. Su documental “Max Aub. Diario de Djelfa” fue seleccionado en la sección oficial del festival Tlanchana Fest de Matepec, México.
.

leer más

Piden la retirada de la placa franquista de la iglesia de Poo, Llanes

22/04/2019 por

La Asociación Foro Veneranda Manzano ha solicitado al arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, la retirada de la placa ubicada en la iglesia de Poo de Llanes. El elemento, colocado en los pórticos del templo, conmemora a «los caídos por la dictadura», recuerdan desde la entidad presidida por María Izquierdo Rojo.

 

Indican además que retirar la placa es obligatorio en cumplimiento de la ley de Memoria Histórica aprobada en el año 2007.

https://www.elcomercio.es/asturias/oriente/piden-retirada-placa-20190421011723-ntvo.html

leer más

Avilés: Homenaje a los que no tuvieron voz

17/04/2019 por

Numerosas personas rindieron ayer un homenaje a los 612 fallecidos durante la represión franquista en la comarca. / OMAR ANTUÑA
Numerosas personas rindieron ayer un homenaje a los 612 fallecidos durante la represión franquista en la comarca. / OMAR ANTUÑA

El Muro de la Memoria recuerda a 612 asesinados por la represión franquista

SHEYLA GONZÁLEZ AVILÉS.

Muchos perdieron la voz y la vida solo por pensar diferente durante la Guerra Civil y el franquismo. Sacados de sus casas y llevados a la Quinta de Pedregal se perdió su rastro, que ahora se sabe acabó en varias fosas comunes repartidas por todo Asturias. Desde ayer vuelven a tener identidad, que un día «se les robó sin previo aviso» tal y como recalcaron ayer sus familiares.

El cementerio de La Carriona rindió ayer un homenaje a los 612 asesinados entre 1937 y 1953 en la comarca de Avilés. Sus nombres figuran ahora sobre uno de los muros del camposanto. «Es una manera de dignificar sus vidas. Muchos se marcharon por un momento y nunca más volvieron. Ahora están ahí y todo el mundo debe saberlo», decía ayer Inés Iglesias, que tiene a cuatro familiares en la larga lista.

En el emotivo acto de ayer, que se hizo coincidir con la celebración del Día de la República, participaron varias familias, que hicieron memoria para rescatar la historia de sus antepasados y ponerla en valor. Todos estuvieron arropados por las autoridades comarcales y asociaciones de la memoria histórica. «Se necesitaba un sitio para recordar a todos los asesinados, daba pena ir a otras ciudades y que allí se les reconociera y aquí no», destacaba Alejandro Ferrer, de la Plataforma por los Servicios Públicos y descendiente de una de las víctimas del franquismo en la comarca.

El proyecto no está cerrado, ya que se siguen recibiendo nombres de personas asesinadas, que se añadirán para que todas estén representadas en el Muro de la Memoria. «Es lo mínimo que podemos hacer por tantas víctimas que se cobró la represión franquista», decía ayer en el homenaje Carmen García, profesora de la Universidad encargada del proyecto ‘Mapa de fosas comunes en Asturias y base de datos de las víctimas’.

https://www.elcomercio.es/aviles/homenaje-20190415014510-ntvo.html

leer más